domingo, 7 de noviembre de 2010

Nunca vuelvas a decirme que me quieres

A veces las personas somos muy estúpidas, pero mucho mucho, tanto, que nos creemos que el amor solo es posible entre un hombre y una mujer o en el caso de la homosexualidad entre dos personas del mismo sexo, en resumen, entre una pareja.
Nos creemos que el amor es solo plausible entre dos que se arrullan y mantienen relaciones sexuales.
Y somos muy ignorantes pensando eso.
Un amigo mio lo dijo una vez con mucha sabiduría y yo lo mantengo; hay miles de formas de amar, muchas de ellas sin nombre alguno, y hay que ser muy obtuso para creer que solo una de ellas es válida.
El amor lo comprende todo desde a la pareja antes mentada, hasta mi pobre perrillo que pudiendo estar durmiendo cómodamente en su cunita a estas horas, ha preferido levantarse para acurrucarse a mis pies y estar conmigo hasta que yo termine de expresar lo que siento. Y por qué hace eso? porque me quiere.
Qué voy a decir, si hay quíen ni siquiera se preocupa de sus relaciones de pareja cómo van a preocuparse por las demás?
Pero señoras y señores; todas absolutamente todas las relaciones merecen al menos un minuto de nuestra atención y de nuestro pensamiento, merecen que las mimemos aunque solo sea un poquito para que esa persona se sienta querida y recordada.
Nos creemos que nuestros padres no necesitan que los digan que los quieran, porque es obvio, son nuestros padres y ya deberían saberlo. Nos pensamos que nuestros familiares y amigos nos van a esperar siempre, hagamos lo que hagamos, porque ostentamos una cosa que se llama título. Como un noble en el medievo podía irse al pueblo una tarde y violar jovencitas impunemente simplemente por ser quien era, pero ahora no estamos en el medievo, ni el título vale absolutamente nada, lo único que nos proporciona ese nombre es más correa.
Nos pensamos (que infelices) que nuestros padres o hermanos siempre nos van a querer por más que los puteemos durante toda la vida, cuando lo único que ocurrira es que tardarán veinte años en decirnos algo que la mayoría de la gente nos dirá en dos tardes, pero nos lo dirán a fin de cuentas.
Vale que tal vez no haya que esmerarse tanto, ni prestar una atención tan continuada a todas nuestras relaciones (más que nada porque sería una locura) pero a veces, un amigo agradece que le digan que le echan de menos, que se preocupen un poco por él, una llamada, una invitación a tomar un cafe, un mensaje, un algo.
Por qué si a una pareja le decimos que la amamos no parece tan normal decirle esto a un amigo cuando el sentimiento es ese?
por qué no podemos regalarle una rosa o tener un detalle con un amigo un día al azar como podríamos hacer con una pareja?
Por qué cuando a nuestra pareja le diríamos tranquilamente: tenemos que hablar, porque las cosas van mal a un amigo no se lo decimos?
Por qué nos planteamos las cosas de diferente manera si al final el amor es el mismo pero en distinta forma y por qué a veces la gente se confía con sus relaciones pensando que siempre estarán ahi?
Llevo mucho tiempo queriendo decir esto, pero a mi, también hay que cuidarme.
Vale que tenga una paciencia enorme con estas cosas, que pase por alto muchísimas otras pero sería un error enorme fingir que no me importan cuando me duelen en el alma.
Yo no pido una atención continuada (que hay quien opina que lo que quiero es que me vayan detrás haciendo la rosca) pido no ser yo siempre la que siempre llame.
Pido que alguna vez en vuestra vida levanteis la vista de vuestro ombligo y digais:- voy a llamarla a ver que se cuenta-
O no me llameis, me da igual, un puñetero mensaje al movil mientras estais en el water, es eso mucho pedir?
Y que nadie se excuse ahora con el:- esque estoy muy ocupado- porque Yo tambien estoy ocupada, de hecho muy muy ocupada, y todos mis amigos también están muy ocupados y sin embargo tienen al menos un minuto de su valioso tiempo para dedicarme y yo tengo también del mio, que todos tenemos mucho que hacer con nuestras vidas.
He perdonado algunas cosas imperdonables y en las que prefiero no pensar, pero el vaso de mi paciencia empieza a estar muy lleno.
Evidentemente que a estas alturas del laberinto, empecé hablando de varias personas en general y acabo por una en concreto que es con la que menos puedo transigir.
Cuando le reprochas algo a alguien que quieres, a quien quieres muchísimo, lo único que esperas es que entienda lo que te ha dolido y se disculpe, no que te devuelva un ataque desproporcionado e insultante. Porque eso no me hace pensar;- pobrecito, esque es imbecil, está desevolucionado mentalmente y en lugar de reconocer su falta carga contra mi porque se siente acorralado y debe defenderse de algún modo- Eso lo único que hace es que se me rompa el corazón y sienta mucha, muchísima pena.
A veces hay que cuidar a los amigos, incluso los que más te quieren, incluso los que te perdonan todo porque son los de toda la vida, o al menos, hay que procurar no mearse, cagarse, escupir y prenderle fuego al trocito de corazón que te reservaban para tí, porque es una falta de respeto, porque es doloroso para la persona que lo sufre y porque es muy injusto que encima pretendas que no haya pasado nada.
Porque viniendo de tu boca, despues de todos los despropósitos que se han dicho, decir:- pero yo te quiero mucho- suena casi peor que todos los insultos del mundo, como una palabra perniciosa y podrida, porque me hace pensar que no sabes lo que es querer a alguien.
Y si digo todo esto es porque estoy ya muy cansada, porque necesitaba decirlo y porque estoy muy triste. Y la tristeza sobre todo me viene de pensar, que ahora, con lo lejos que estoy yo tendreis que realizar una gran maniobra para que volvamos a acercarnos,porque yo no puedo hacer ya nada más, que tendreis que hacer un esfuerzo que tengo muy claro que no vais a hacer, y me duele en el alma.
Porque creo, que cuando se llora por alguien todavía es porque aun se siente algo por esa persona, aunque sea decepción, aunque sea la decepción que produce saber que lo que sentís por mí me parece que se asemeja más a la indiferencia que al cariño.
En cualquier caso, por ti, por mi, por nosotros en general, a menos que estes dispuesto/a a demostrarlo, nunca vuelvas a decirme que me quieres.

No hay comentarios: