Nos gustan los dramas

Decía Pacote, mi profesor de filosofía, que no existe una verdad universal.
Desde entonces yo cada cierto tiempo me rompo la cabeza buscando algún punto en el que todos los seres humanos coincidamos simplemente por el gusto de darle a Paco en las narices.
Tengo uno: a todos señoras y señores nos gustan los dramas.
Y quien diga que no, miente.
La costumbre esa tan fea que tenemos de dramatizarlo todo, de convertirlo todo en una tragedia se debe a que nos prestan más atención así, toca más el corazoncito ajeno y vende más.
Así, aunque sería mucho mejor decir:
-Mamá me duele el dedo, creo que es un uñero voy a comprar terramicina a ver si se pasa-
Decimos:
-Mamá, vamos a urgencias, o mejor, que vengan a casa, tengo un bulto raro en el dedo, creo que me muero, podría ser la gripe A.
La prueba de que los dramas son de interés general, es porque venden; el cine de todo el mundo se hace eco de ello.
En las curiosas categorías cinematográficas familiares, a saber:
-Películas de mucho miedo
-De quicos y palomitas (generalmente aventuras o tiros)
-De ver vestiditos (históricas bien documentadas)
-De risa
Se encuentra una en concreto de las más internacionales;
-De moco y Lagrimeo (Dramones)
Estas películas, se disfrutan particularmente cuando estás solo en el sofá y puedes llorarlas a gusto.
Dentro de este grupo distinguiríamos otras ramificaciones siendo estas algunas de ellas:
-Drama real (que sufres no por lo gordo de la historia sino porque ha pasado de verdad)
-Drama romántico (a los chicos les va como mal pero luego el amor triunfa pero a veces no)
-Dramón (de las de llorar mucho)
-Megadramón (de las que lloras desde que salen los créditos del principio hasta el final)
Para ver una de estas películas es conveniente disponer de:
- Sofá y mantita (si es de cuadros mejor)
-Tarde lluviosa ( no imprescindible pero aumenta los niveles de realización personal)
-Soledad (primordial)
- Paquete de pañuelos o rollo de papel higiénico (a mitad película lo irás necesitando)
-Chocolate o pastel ( a modo de antidepresivo que palíe un poco los efectos del drama)
-Evidentemente de un megadrama atómico de primera categoría que ver.
Así a modo de recomendación, y como demostración empírica de lo que digo, os voy a narrar, en clave de humor, que no todo van a ser desgracias, cuatro dramones modalidad olímpica de cuatro partes del mundo.
Si los he seleccionado es porque son de mis películas preferidas (menos una que la he puesto por cumplir) y no porque los desprecie ni nada por el estilo.
Tened a mano los pañuelos. Y si no queréis saber como terminan no leáis, porque las destripo enteritas.

El Intercambio:

Es posiblemente la que la mayoría de gente habrá visto.
No me voy a meter en si la película es buena o mala y si Angelina Jolie (que no sale muy Jolie en esta película por cierto) sobreactua o no.
Os voy a contar que la película empieza con Angelina demostrando lo buenísima madre que es jugando con un niño rubio adorable y que a los diez minutos de película le secuestran.
Ella es una telefonista de Los Angeles en 1928 y se dedica a llamar como una loca a todos los teléfonos de policía que encuentra (normal) para preguntar por su hijo.
La policía un día la llama y le dicen que han encontrado a su hijo (tu ya llevas como treinta minutos de agonía)
Pero va y resulta que el niño no es el suyo y ella se da cuenta enseguida (claro, porque es su madre) pero el niño insiste en que si que es él y la policía también.
Mientras dejan de buscar a su hijo.
Ella va reuniendo pruebas de que el chiquillo no es el suyo y la policía se las contradice todas así que ella habla con un pastor que la pone en los medios de comunicación.
A estas alturas la policía está hasta las narices, la detienen y hasta la encierran encierran en un manicomio.
En este momento de la película tu quieres matar a alguien porque todo te parece muy injusto y lo que más te molesta es que sea real pero con una mujer posiblemente menos atractiva.
Aquí ya parece que la historia va a terminar (mal) pero no, te han deparado mayores sufrimientos.
La historia se centra en un niño que confiesa que ha sido la mano derecha de un asesino pederasta haber matado un montón de niños pequeños entre ellos el hijo de la protagonista.
Al salir esto a la luz a ella la liberan y hablan con el pequeño farsante (que te cae mal desde el primer minuto) y confiesa que fue a L.A porque quería conocer a no me acuerdo que famoso.
Aquí tu ya empiezas a agonizar porque quieres que le digan ya a la pobre mujer o que su hijo esta bien o que esta destripado pero que le digan ALGO de una repajolera vez y que tu puedas irte a tu casa a terminar de deprimirte solo.
Pero no, después de una larga persecución cogerán al asesino y lo matarán.
Tiempo después te dicen que un niño se salvo gracias al hijo de la protagonista que fue un héroe pero no por ello aparece.
Y al final sale un alentador cartelito que dice "Kirstin Collins continuó buscando a su hijo siempre"
Es una película que sufres desde que empieza hasta que acaba.

La vida de Oharu (mujer galante)

O deberíamos llamarla "la mierda de vida de Oharu" porque a esta chica le va mal.
Pero que muy mal.
Este dramón de dos horas y tres cuartos transcurre en el Japón feudal en el S XVII y nos cuenta la historia de una chica que nace en el seno de una familia humilde y que la vende para alimentar al resto de la familia.
Al principio la llevan como concubina al castillo del Shogun donde tiene un hijo, pero temiendo que acumule demasiado poder la destierran y le prohíben de por vida ver a su hijo.
Ella se dedica a estar como dama de compañía (que no es prostituta, pero casi) hasta que un mercader se enamora de ella y se casan.
Cuando ya te crees que le va a ir un poco mejor el marido muere y a ella le toca prostituirse (ahora sí que sí)
Oharu va de Guatemala a Guatepeor hasta que llega un momento que se encuentra con su hijo y él la desprecia sin saber que es su madre y ella tampoco se lo cuenta.
Finalmente la contratan (ella cree que va a prostituirse) pero a donde va es a un templo donde están adiestrando a unos monjes y el maestro les muestra a esa mujer para alejarlos de los vicios mostrándoles lo asquerosa, llena de enfermedades y despreciable que es.
Y al final se muere en la miseria y sin un cochino duro. Fin.

Umrao Jaan

Esta película es un remake de una película punjabi (noreste de la India) del mismo título.
Narra la historia de otra desgraciada (porque eso no tiene otro nombre) a la que secuestran de niña y venden a un burdel solo para fastidiar a su padre, así, por las risas.
Como ella es pequeña no sabe como se llama el lugar donde vive su familia y evidentemente los del burdel no ponen de su parte para que lo averigüe.
Como es tan bella, la reservan para alguien importante y efectivamente, el hijo del sultán se enamora de ella.
Al ser la protegida del príncipe todo va bien pero en el momento en que el príncipe cae en desgracia porque a su padre no le apetece que se case con una prostituta la abandona y se le tiran encima todos los buitres que tiene acechándola mientras el príncipe se casa con otra.
Aproximadamente a estas alturas de la película tienes alguna esperanza de que le vaya algo mejor, yo que se, que triunfe el amor al final.
Uno la compra y se la lleva para intentar que se enamore de él, bastante por la fuerza, pero muere y la devuelven al burdel donde la viola el que era su hermano adoptivo.
Finalmente la contratan para volver a su pueblo natal a bailar en una celebración y ella vuelve a la casa de su familia con toda la emoción y en lugar de acogerla como ella esperaba la rechazan y le dicen suavemente que: -Oye nena, ¿Mejor haberte suicidado antes que hacerte puta no?
Aquí ves que quedan como quince minutos de película y pierdes la esperanza.
Encima en la fiesta va y se ríen de ella, pero ella los hunde a todos en la miseria con el superpoder de su depresión.

Como agua para chocolate

Negro, negro, negro se presenta el panorama para Tita, la protagonista, que nace en el seno de una familia mexicana con una tradición estúpida de que la más pequeña de las hijas debe permanecer sin casarse hasta la muerte de su madre.
La película empieza con que el padre de Tita se muere de un infarto porque le sueltan así de sopetón la bomba de que su segunda hija no es suya sino de un negro (y se lo sueltan así de sutil)
Total, que la madre se queda sin leche y a Tita les toca criarla en la cocina a base de tés.
Años después Pedro (bien interpretado por un actor con cara de jabalí en celo) seduce a Tita y al no poder casarse con ella se casa con la hermana para vivir en la misma casa, que es la decisión más inteligente lo mires por donde lo mires.
La madre da agonía desde prácticamente el minuto uno de la película y trata a Tita como una mierda hasta que ella coge una depresión de caballo (normal) y se la lleva el médico del pueblo a vivir con él.
El médico está enamorado de ella y le pide que se casen entonces muere la madre de Tita y ella ya se puede casar.
Pero entonces no se decide entre el jabalí en celo casado con su hermana y que además es un desoficiao y un celoso asqueroso o el médico bilingüe y estupendo que la adora y que se muestra comprensivo y cariñoso con ella siempre (sí, ademas de desgraciada, gilipollas)
Finalmente cuando muere su hermana Tita se consigue acostar con Pedro en condiciones (a grito pelao) y Pedro va y se muere de un infarto.
Tita se suicida.

La empírica lo demuestra: seamos hollywoodienses, mexicanos, japoneses, bollywoodienses o lo que queda en medio de todo, nos encantan los dramas.

Comentarios

Laurita Malaleche ha dicho que…
Yo solo te puedo decir que la última es subnormal perdida y que tiene esa manía de pensar con le coño que alguna vez he mencionado en mi blog. Capullaaa
Y no he visto ninguna peli ni las pienso ver pq amos... pa desgracias ya están las reales pa aguantar las ficticias.
Ah, la oculista me ha dicho que estoy más ciega que el año pasado, pero que tengo un nervio óptico precioso. Y una alergia perciosa tb dentro del párpado xDDD
Nada con lo que no se pueda convivir, q es lo guay.
Love oyu. Este sábado farra.
Cassandre ha dicho que…
Debo decir y digo que excepto el intercambio (que no esta mal) a mi las otras 3 peliculas me encantan.
La vida de Oharu es una obra de arte y Umrao Jaan es una gran pelicula tambien aunque como todo, es mejor la primera, pero solo por el hecho de ver a Aishwarya rai bailando y llevando esos modelazos vale la pena.
Como agua para chocolate es una buena novela y buena pelicula con una imagen preciosa, pero si digo esto mi blog se convierte en un blog de cine y no van por ahi los tiros.
Y beibe, tu lo tienes todo precioso XDD
Vikingo ha dicho que…
Uff, me acuerdo cuando estabamos viendo la de agua para chocolate.... que la historia cada vez iba a peor XD
Cassandre ha dicho que…
AH! ya me he acordado de a quien me recuerda la madre de Tita de como agua para chocolate: ES la lola!!!!!!
por eso me da tanto ascoooo!!

Entradas populares