miércoles, 28 de enero de 2009

Ni del presidente te puedes fiar

Cuando hacía mi camino acostumbrado ojeando el periódico en el autobús (hoy tocaba ADN con su columna final "The end" que me encanta leer) he podido observar que tiene una pequeña sección dedicada a efemérides que son cuanto menos curiosas, santoral (que me muero de la risa cuando aparecen nombres tipo San Eleuterio Sisebuto) y cumpleaños de gente famosa (más o menos).
Hoy era el cumpleaños de Nicolás Sarkozy (presidente de la República Francesa) Nick Carter (ex back street boy) y uno más que no debía de ser tan famoso porque no me acuerdo de quien era...Felicidades!!...seas...quien seas.
Bueno a lo que iba, el hecho en si mismo no es de una relevancia salvaje, ni siquiera es de relevancia, pero cuando me he levantado en la bustv estaba saliendo la sección de gente.
Un cartel enorme de Cumpleaños hoy! ha iluminado la pantalla seguido de una foto del ex cantante de voz aflautada y una reseña de su vida y milagros (2 lineas).
Mi primer pensamiento ha sido:- ya tiene 29 años este chico? si cuando salió era un querubín, un pipiolo! en serio me he hecho taaaan vieja?
Luego he pensado: ahora saldrá Sarkozy.
Mas me he equivocado; la pantallita se ha apagado dando paso una nueva sección con excelentes consejos de salud del tipo críptico: machaca plátanos entre las comidas para prevenir la gingivitis coronaria.
No lo entiendo sinceramente; no es que Sarkozy sea un personaje que me llene de emoción y francamente eso de que sea uno de los hombres más atractivos del panorama internacional me parece una solemne estupidez.
Me recuerda un poco a esas leyendas de los niños cambiados por las hadas, que sustituían un bebé sano humano por un elfo arrugado y enclenque.
Bueno pues Sarkozy me parece uno de esos elfos que no han terminado de desarrugarse.
Pero para que vamos a engañarnos, es el presidente de Francia y eso ya debería de contar más en la jerarquía de las efemérides frente al terror de las nenas de pelo de orinalete.
Además es un personaje de más actualidad que Nick Carter que yo ya hacía muerto y enterrado.
Qué quereis? te bombardean masivamente con que este chico es divino, es maravilloso, es el más guapo del mundo mundial, en la radio, en la televisión, en las revistas solo ves su cara y sus morritos maquillados con brillo color coral y un ligero rubor en las mejillas bajo su cabellera dorada cortada con una olla colocada estratégicamente.
Vayas a donde vayas solo escuchas:- ebribooooooodeeeeeeeeaaaah yeeeeeeeeeaaaaaaah raquiubaaaaaaareeeeeeeeaaaaah yeeeeeeeeah y un día va, y con un temblor sísmico, en la apoteosis de su mejor concierto, la tierra se abre y se los traga, a él, al de pinta de malote y perillita, al de los rizos castañitos que me daba mucha pena porque no era ni Nick ni el malote de nombre cifrado y los otros dos que estaban porque tenian que ser cinco.
Por eso me ha extrañado que solo lo tuviesen en cuenta a él, cuando hace años que no se sabe ni su paradero exacto, que en su casa no lo esperan ni a comer, y sin embargo en el canal del autobús hoy Nick Carter, el chico de la calle de atrás de rostro angelical y cabellos de príncipe de cuento ha contado más que el actual presidente de Francia.
Que no digo que Nicolás Sarkozy se haya deslomado a trabajar en la mina todo sea dicho de paso, y este pensamiento me ha llevado por estos derroteros:
La primera medida (o al menos la primera a la que se le prestó atención) de este caballero de orígenes aristocráticos y rancísimo abolengo (he leido por ahi un "Copríncipe de Andorra")
fue que se divorció de su esposa para casarse con la modelo de voz susurrante Carla Bruni.
Que yo no digo que no se llevasen mal, pero sinceramente y hablando en tono de guasa y sin saber prácticamente nada de las causas de este divorcio y sin importarme demasiado le mando este mensaje a Nicolás.
Vamos a ver; yo soy la mujer que te ha aguantado 11 años todas las tontás de coprincipe, que además; qué mierda de título es ese?? copríncipe, vamos que no eres ni príncipe ni duque ni conde ni nada así sonoro, no, eres copríncipe, que parece el título que le da una madre a dos hijos que se pelean:- vamos niños no peleeis, aqui ninguno es el rey y otro es el principe, si esto es andorra la partimos en dos y sois coprincipes y como os peleeis os quedais sin postre.
Pero eso, que soy la señora que te ha aguantado todos los disgustos y las historias y va y ahora que (por fin) eres presidente y yo voy a ser la primera dama (na menos) me das el pasaporte y te vas con la sosa de la bruni?.
Vamos, que ahora le hagan la pelota en el Hola! y digan que es la sucesora de Jaqquie Kenedy o de Grace Kelly por su elegancia y su humildad y su saber estar y su estilo, JA, más quisiera la sosa esa! que es más sosa que la semola que me hacía mi madre cuando llevaba 3 días de virus estomacal.
Vamos hombre, que yo te aguante 11 años para que ahora las mieles del éxito se las lleve ella....que yo ya se que estaré más mayor y no sere modelo, pero seguro que doy menos miedo que ella.
Tu imaginatela una noche bambando por casa con el camisón blanco largo, los pelos de sosa que lleva y la cara de fantasmón de muerta de tres días que pone y cantando por los pasillos: On me dit que nos vieschuchuchcuhcuchuchcuhcshushsuhsushushs, nene, eso acojona.
Vamos, que yo soy Cecilia y le estoy dando leches hasta en el carnet de identidad.
Si esque no se puede confiar...

1 comentario:

Cinnamon dijo...

Este post debería titularse irse por las ramas.
Nick Carter... tengo por ahi, perdida una superpop de cuando tenía 10 años, que la verdad, no sé que hacía yo con 10 años leyendo la superpop porque ni tetas aun...
Y la bruni opino como tú, sosa.
Y el toke final, ese imbécil otra prueba de que los hombres son unos machistas superficiales y traidores.
A LA MIERDA, A LA MIERDAAAAAAAA!