jueves, 1 de enero de 2009

El año nuevo nos libre

Estamos ya en enero, no recuerdo exactamente el día y aunque podría mirarlo en el primer texto que escribí, no, no me apetece.
Prefiero decir que en enero en general del año que ayer se nos acabó según el calendario Gregoriano y que yo no sigo demasiado, hizo un año que abrí este blog.
He hecho mis propósitos y deseos de año nuevo (las tradiciones nunca mueren) y el balance de lo que había sido mi año.
El año nuevo que se avecina dicen que promete, yo no tengo mucha fe en los años de mi vida impares porque no se por qué condena astral no me salen muy bien, sin embargo he decidido cambiar mi actitud y pensar que va a ser un año estupendo.
Los dioses me libren de tener un año de mierda como fue el 2007, desastroso en todos sus aspectos.
Me libren tambien de emparejarme con algún mentecato y tener que aguantar sus tonterías.
Ya que estoy, que me libren tambien de aguantar celos, enfurruñamientos de niño pequeño y a ejemplares que solo piensen con la entrepierna.
Me libren de salir una noche con mis amigas y soportar al borracho de turno intentando enrollarse con alguna de nosotras (sin exito) y que no te lo puedes despegar en toda la noche porque el tipet en cuestion no tiene vergüenza ni la conoce y no le importa ser un baboso asqueroso y no atiende a indirectas, ni directas ni a un sopapo.
Me libren de dejar todos los trabajos y examenes para el último momento.
Me libren tambien de la frustración de ponerme a ensayar o a dibujar o a escribir y que no se me ocurra nada decente.
Me libren si no es mucho pedir de los malos momentos de tristeza, con o sin sentido y de que mis malditas hormonas me jueguen malas pasadas.
Me libren de las discusiones.
Me libren tambien de los hombres infantiles y llorones y que hagan chantaje emocional.
De aquellos fóbicos al compromiso que se jactan de ser inteligentes y que luego son A, B y C (como las lineas de metro)
Me libren de no saber decir que no y de este maldito superego que me impide muchas veces llamar a las cosas por su nombre.
Me libren de abrir la cuenta del banco y encontrarme con 7 euros o peor aun, con nada, o peor todavía, con -7 euros.
Me libren de que me vea sin trabajo de la noche a la mañana cuando creo que lo estoy haciendo bien porque a unas marujas se les haya ocurrido enchufar a una amiguita suya.
Me libren de que las cosas me salgan rematadamente mal.
Me libren de los zulos que te alquilan como una habitacion de 40m2 y a precio de una habitación de las citadas dimensiones sin ventanas ni mantas.
Me libren de aguantar a pedorras diciendo chimichurri tkm o intentando dar envidia de lo divinas que son cuando creedme, no lo son.
Me libren de aguantar la envidia en general, los malos rollos y los bulos que se corren para desprestigiar a alguien.
Me libren del mañana te llamare y de pasarme una semana mirando obsesivamente el movil.
Me libren de los mensajes de moviestar y cia para decirme que totalmente gratis puedo ponerme el tono de ella ella que no soporto solo mandando 3 sms (coste mínimo 1.90 el mensaje)
Me libren de oir una sola vez mas la palabra "crisis" y sinónimas, las cosas nos van igual de mal que antes solo que ahora a los ricos tambien.
Me libren del tranquila cariño que yo te aviso y de luego la cara de sorprendido/ofendido diciendo- se suponia que tenias que tragar, no que escupirme a la cara.
Me libren de las huelgas de metro, de que hoy los precios de metros y autobuses habran subido otra vez sin remedio.
De que pretendan cobrarme 20 euros por una camiseta que en rebajas ponen a 3
Que me libren en general de todas esas cosas molestas que complican la vida innecesariamente.
Y ya que estamos, que nos libren a todos.
Que el año nuevo nos libre.

1 comentario:

Cinnamon dijo...

Se te ha olvidado poner también: Nos libre de que nos suban MÁS el precio de la Coronita/Salitos.
Ay filla meva, el año no empezó mal, al menos estábamos juntitas observando tiburones...digooo peces payaso y riéndonos como tontas con la antes mencionada Coronita,
Nos libre de los tios buenos atontaos, que últimamente nos faltan manos para contarlos.
En general, nos libre del mal, amén.